• CIFAC CHIHUAHUA

¿Qué hacer con los berrinches?



Es una pregunta recurrente por los padres de familia, generalmente tenemos idea de lo que hay que hacer como ignorar, aislar, encerrar, no tomar en cuenta, no dar contacto visual, no hablar, entre otras recomendaciones, sin embargo es una situación complicada llena de emociones que en el momento son fáciles de juzgar y difíciles de manejar.

Lo primero y más importante que debemos saber es que los berrinches y /o rabietas son la forma que el niño tiene para comunicar su frustración a determinadas circunstancias, es la manera que ellos tienen de decirnos que no están de acuerdo con alguna situación y en ocasiones pueden manifestar de esta manera su cansancio, hambre o incluso miedos e inseguridades. Ellos utilizan esta forma para manifestar la emoción que les genera la situación por la que están atravesando, y lo hacen así por que hasta ese momento no poseen las habilidades para hacerlo de forma diferente, no están preparados o no lo han aprendido aun.

Esto es importante porque entonces, al enfrentarnos a los berrinches es importante tomar en cuenta que debemos enseñar al niño o niña a cambiar la forma de manifestar su inconformidad pero nunca a reprimir sus emociones puesto que estas surgen de manera natural y son parte del ser humano.

Enfocados en esto entonces y para guiar al niño o niña a una expresión de emociones adecuada es importante tomar en cuenta la edad del niño y el contexto en el que se encuentra al momento de presentarse el berrinche.

Es importante que el niño o niña aprenda a manifestar sus emociones así sean de frustración o inconformidad sin embargo es necesario apoyarlos para que lo hagan de manera adecuada.

A continuación se enumeran algunas técnicas que pueden ayudar a los niños y niñas a enfrentarse a una situación frustrante que provoca un berrinche:

1. Nunca abandones, es importante que se sienta valorad@ y escuchad@, encerrar o dejarlo solo en algún lugar solo incrementará su ansiedad y le será más difícil calmarse.

2. Baja la voz y escucha, acercarte a él o ella y dile con voz calmada, ”tranquil@ yo quiero escucharte y ayudarte, necesitas estar tranquil@ para que yo pueda entender que es lo que necesitas.”

3. Si el niño lo permite busca contacto físico, abrázale, y dile que estás ahí para él o ella que necesita calmarse para que puedan hablar.

4. Pídele que respire profundo, exhalar, inhalar eso ayudará a que deje de llorar y pueda expresarse con palabras.

5. Una vez que se tranquilice ofrécele opciones para resolver la situación.

Lo anterior no significa que logrará su objetivo y menos si éste está relacionado con una mala conducta, simplemente le estarás enseñando que hay maneras de expresar lo que le molesta sin berrinche, si no hay alternativas de solución, puedes dejarlo estar triste y o llorar dándole acompañamiento haciéndole saber que estás ahí para cuidarle y amarle pero no para ceder a todas sus peticiones, es bueno que el niño o niña sepa que aunque lo ames profundamente no cederás a su berrinche.


MTB. Ana Margarita Esquivel Chávez.

0 views

COMUNICATE

CON

NOSOTROS!